Es necesario ir en una dirección clara y consciente

Uno de los mayores desafíos que tenemos como seres humanos es ir en una dirección clara y consciente. No saber conscientemente hacia donde nos dirigimos genera muchos conflictos internos. Contrario a eso, somos inmensamente dichosos cuando vamos caminando en coherencia con lo que nuestra alma anhela.

el camino

Nuestras añoranzas nos dicen hacia dónde quisiéramos dirigirnos. La mayor parte de las persona desestima esa información porque no cree poder alcanzar sus sueños. Les perecen sueños inútiles o castillos en el aire.

Hemos venido a este mundo para sanar aspectos en nosotros mismos y también para reparar asuntos de nuestro linaje familiar y de toda la humanidad. Por eso sentimos cierto impulso a hacer algunas cosas bien específicas, como querer ayudar a los niños, a los ancianos, transmitir algún mensaje, hacer algún tipo de arte, ser libres económicamente, tener la pareja ideal, realizarse como terapeuta o cualquier otra inclinación personal. Siempre tenemos una idea de algo que queremos alcanzar. Esa es la manera en que el alma se expresa.

Cuando abandonamos nuestros sueños vivimos solo por vivir y la vida se convierte en algo plano, sin la emoción que solo se experimenta cuando vamos camino a concretar aquellos sueños. Cuando no consideramos este llamado del alma la vida se siente vacía, sin sentido y a veces con mucho dolor.

Otra fuente de conflictos interiores se presenta cuando atendemos este llamado, pero luchamos incansablemente sin ver ningún tipo de resultados y acumulamos desconfianza de nuestro poder personal. Tener un sueño o una meta puede ser un arma de doble filo. Si estamos bien encaminados todo se convierte en la más grande dicha, pero sin la confianza de poder alcanzarlos, se genera un gran sentimiento de frustración a causa de la confusión que eso nos crea.

La falta de claridad es un tema bien importante. La vamos perdiendo con la programación que compartimos entre todos. No existe la cultura de soñar y trabajar por los sueños. Eso es algo que de alguna manera se tacha como algo arriesgado o como sueños locos. Eso es así porque aun no nos hemos dado cuenta de que la única manera de vivir en dicha es vivir para realizar nuestras metas que son los llamados de nuestra alma.

Hay varios factores que nos hacen perder la claridad, entre ellos está el dudar si seremos capaces o si la vida (o Dios) así lo permitirá. Otro factor que influye es el hecho de que existe muy poca evidencia de otras persona que puedan dar testimonio de sueños locos cumplidos, porque no es algo generalizado y lo que es peor aún, que muchas veces hemos intentado sacar adelante nuestras metas sin conseguirlo.

Quiero que sepas que tienes la capacidad, que la vida quiere tu éxito y que existe una manera de conseguir los sueños. Si no te han funcionado antes, es porque te has perdido en alguna parte del camino. Es muy común tener un plan muy malo, un plan que no funciona, un plan incorrecto. Solo se trata de una falta de claridad.

En primer lugar necesitas saber qué es exactamente lo que quieres. Parece increíble la dificultad que tenemos a la hora de decir lo que queremos. Decimos algo muy general o expresamos algo que realmente no es lo que queremos.

Por ejemplo, cuando dices “no quiero estar así”, estás enviando un mensaje muy ambiguo al Universo. El Universo no sabe cómo ayudarte. O tal vez dices: “quiero ser feliz”, pero no dices qué expresión de ti exactamente te haría feliz.  A veces pedimos algo que no es lo que realmente queremos, como cuando pedimos conseguir un trabajo para salvar la situación, en vez de pedir el trabajo ideal.

En segundo lugar y muy importante, es que pedimos desde afuera hacia dentro y la forma correcta es de adentro hacia afuera. Estamos muy poco familiarizados con llevar nuestra mirada al interior para resolver los problemas de manera definitiva.

Le pedimos a alguien que nos sane, le pedimos a nuestra pareja que nos haga felices, le pedimos una oportunidad a la vida para tener un buen trabajo o cualquier otro aspecto que sea importante para nosotros y olvidamos que todo se gesta desde nuestro interior hacia a afuera.

Necesitamos habitar la confianza dentro de nosotros, tanto en nuestras capacidades como la confianza en la vida. Sin que la confianza esté instalada dentro de nosotros, no podrán funcionar nuestros planes porque faltará energía vital. Sin la confianza de que algo pueda llegar, sin la certeza de que lo merecemos, no podremos atraer las sincronicidades necesarias para manifestar nuestros sueños.

Necesitamos instalar la claridad dentro de nosotros. Es necesario saber lo que queremos y  saber la secuencia lógica de nuestros pasos. Por ejemplo, queremos dinero para ser felices, pero no nos damos cuenta de que primero tenemos que ser felices para atraer el dinero. O deseamos tener algo para sentirnos seguros, pero en realidad necesitamos sentirnos seguros para que eso se manifieste en nuestra vida.

Cuando tenemos claridad sentimos mucho alivio y mucha satisfacción aun antes de haber llegado a la meta. Algo nos dice que vamos bien encaminados y eso es suficiente para sentirse muy bien. Saber que vas en la dirección correcta a los anhelos de tu alma es fuente de dicha aun sin ver los resultados materializados en tu mano. Este estado te da aun más confianza para hacer los ajustes necesarios y sobrepasar los posibles obstáculos que se presenten. Todo se convierte en un juego.

Pide ayuda a tu guía interior para tener una dirección clara porque tu camino es muy personal y está relacionado a tus propias necesidades, tus propias preferencias y a tu propio nivel de consciencia. No puedes imitar el camino y la experiencia de otra persona, solo es útil como una referencia. Nadie se encuentra en el punto donde estás tú hoy, además estas referencias son movibles. En un tiempo pasado pudo funcionarte alguna estrategia que hoy no te funciona porque has cambiado el punto de partida y tu nivel de consciencia. Solo tu guía interior sabe lo que necesitas ver hoy, aquí y ahora.

Tú eres quien puede hacer la mejor elección de lo que es bueno para ti. Tú eres en definitiva el que traza el guion que quieres seguir. El camino a seguir se descubre mirando al interior de tu ser, observando y alineando tus pensamientos, sentimientos y acciones. No te conviene dejar tu vida en función automática porque el piloto automático puede llevarte a cualquier parte que quizás no te guste.

Recuerda que puedes elegir tus palabras, tus pensamientos, tus emociones y tus acciones a favor de tu existencia. Puedes decidir todo a tu voluntad en vez de dejarte llevar por lo que alguien te enseñó antes. 

Patricia González

Lectura del Aura, Consulta Virtual, Coaching

www.evolucionespiritual.com

Envía tu consulta a patricia@evolucionespiritual.com, responderé lo más pronto posible.

 

7 pensamientos en “Es necesario ir en una dirección clara y consciente

  1. Patricia:

    tienes razón, enfocarnos en lo que no queremos lo atrae, por más enfocados que estemos, a vece snos desenfocamos, gracias por invitarnos reflexionar.

    Amparo.

  2. Hola Patricia, gracias por abordar estos temas de manera tan sencilla y profunda al mismo tiempo, me da mucho gusto y placer tus escritos, a pesar de que yo ya deje de leer tanto, encambio siempre leo tus articulos. 

    un abrazo especial

    Magaly
     

  3. Patricia, excelente articulo. Gracias por compartirlo con todos nosotros. Comprendo que caemos constantemente en la trampa de seguir los viejos patrones que una vez le funcionaron a alguien, y que generalmente no seguimos los propios que serian en definitiva los que nos llevarian al sitio deseado. Incuso, nosotros mismos matamos nuestros propios sueños.

     

  4. Gracias Patricia por esta respuesta ….muy profunda …y clarificadora para mi ….que me deja …una responsabilidad ..de una vez …por  toda de tomar las riendas de mi vida …un abrazo a la distancia …espero algun dia conocerte en forma personal ….miguel angel …

  5. Con un abrazote , Patricia te agradesco este contenido explendido que me llevo a hacer una retrospectiva de mi existencia y me veo guerreando de lo lindo ,ahora con 71 eneros , me encuentro contento y satisfecho de mi aventura , aver como la termino , lo que está claro es que no estoy solo , hay que confiar en nuestros  guias espirituales y especialmente en elque vive en nuestro interior , eso si , hay que tocar fuerte a su puerta .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *