Archivo de etiquetas| como dejar de preocuparse

Por que crees que se nos hace tan dificil superarnos

 

La Mejor Receta para resolver tus Asuntos 

nino-600x400

El deseo de superación es tan inherente al ser humano, que hasta se nos hace difícil soportar el estancamiento. Aunque a veces no sepamos muy bien qué es aquello que deseamos conseguir, nos sentimos impulsados a buscar “algo” con cierta urgencia. Es como si la vida supiera que, no hacerlo, significa que estamos perdiendo tiempo. Nuestro ser interno sabe muy bien que somos capaces de ser cada día más felices y siempre nos está dejando saber eso, de una u otra manera.

Podemos estar de acuerdo que todos buscamos la felicidad, la dicha y la plenitud, pero cada cual tendrá su propio criterio para llegar allá y es allí donde podemos llegar a confundirnos.

Podemos llegar a concluir que nuestra pareja tiene que cambiar para que nuestra relación mejore y no nos damos cuenta de que el camino más corto y más eficaz para llegar a esa relación perfecta pasa por aceptar al otro tal como es.

Podemos llegar a concluir que para sentirnos abundantes tenemos que tener resuelta nuestra situación económica y no nos damos cuenta que el camino más corto y más eficaz pasa por sentirnos abundantes para resolver nuestros problemas económicos.

He observado que en muchos casos deseamos superarnos y resolver nuestros asuntos con premisas que no funcionan y que muchas veces nos otorgan los resultados opuestos a los que deseamos. A veces me pregunto por qué existe tal grado de confusión. Es como si estuviéramos tratando de avanzar con las premisas exactamente opuestas.

Debido a que este fenómeno es tan común, hemos llegado a creer que hacer un cambio en nuestra vida es un proceso largo y difícil. Sin embargo, esto no es real. Las creencias limitantes, tan expandidas en nuestra sociedad, vienen a convertirse en nuestro primer bloqueo.

Al ver pocos resultados en los demás, aceptamos que cambiar nuestras circunstancias es difícil y como consecuencia de esto, se pierde el interés para hacerlo. Nadie desea iniciar un proceso largo, tedioso y hasta doloroso que ni siquiera nos garantizará el éxito. Son muy pocas las personas que están verdaderamente motivadas a conseguir sus sueños más preciados y la mayoría de las veces lo hacemos porque ya no aguantamos el dolor que estamos viviendo.

Debido a que somos los proyectores de nuestra realidad, este tipo de creencias limitantes nos cierran las puertas a la realización de nuestros sueños. Seguimos proyectando lo difícil que es cambiar y lo vamos confirmando una y otra vez. No obstante, si dirigieras tus ojos hacia aquellas pocas personas que han logrado hacer cambios rápidos, verías que es posible, lo aceptarías en tu psiquismo y podrías conseguirlo.

Hace poco asistí a un encuentro de familias que comentaban el inmenso desafío que estaban enfrentando para controlar el uso de los teléfonos móviles en sus pequeños hijos. Observé que tenían “terror” a que sus hijos desarrollaran adicción al teléfono. Quedé impactada por el grado de miedo que estos padres tenían y quedó de manifiesto que se habían dejado influenciar por este tipo de información que abunda por todas partes.

Ellos validaron esta información solo porque la encontraban en todas partes. Sin embrago, al analizar sus temores, pudimos concluir que un teléfono móvil no tiene el poder para atrapar a un niño a menos que este se encuentre emocionalmente dañado. No son los teléfonos los que hacen el mal, es el estado del niño el que se expresa al usar el aparato, de la misma manera como un cuchillo sirve para cocinar o para matar a una persona.

Dos días más tarde me comentaron que al bajar el grado de temor, han podido organizar sus vidas en torno al uso de estos aparatos. Me dijeron que habían dejado de discutir y que estaban consiguiendo altos grados de armonía porque ganaron un clima de confianza, entendimiento y respeto mutuo. Con eso destruyeron la hipótesis de que los teléfonos causan estrés y verificaron que era el estrés el que causaba los problemas y no los aparatos. Me dijeron además que tomarán clases de programación creativa para sus niños.

Este es un ejemplo de cómo podemos entrar en círculos viciosos sin salida debido a nuestros altos grados de confusión y estresarnos por ideas erróneas que aceptamos sin analizar y sin pasarlas por el filtro de nuestro corazón. Estos papas no se vieron en la necesidad de entrar a estudiar estrategias de relaciones familiares, ni asesorías de expertos, ni cómo evitar las consecuencias negativas de estos aparatos en los niños. Simplemente han dejado que sus corazones los guíen para que el amor y el entendimiento los oriente y con eso resolvieron el problema en tan corto tiempo.

Creo que nuestro mayor desafío es despertar, cuestionar las ideas que compartimos cotidianamente, pasarlas por el filtro de nuestro corazón (no el de la mente) y no validarlas solo porque las escuchamos por todas partes. Si practicamos esta habilidad, nos aseguraremos el camino más corto a nuestro bienestar y felicidad que todos, sin distinción, andamos buscando. La buena noticia es que esta habilidad la traemos de nacimiento, solo es necesario practicarla.

Tu Ser Interno ya Sabe Lo Que Quieres y esta Trabajando para Ti

¿Sabes de dónde viene ese impulso de querer mejorar algo en tu vida? Pues, viene desde tu guía interna, desde tu ser más profundo. Cuando tomas consciencia de que algo puede ser mejorado en tu vida, has tomado consciencia del mensaje amoroso de tu guía que quiere regalarte algo mejor, algo más perfeccionado y más alineado al amor. Todo impulso de mejorar es un regalo de tu ser interno para tu bienestar.

felicidad

Es muy común que, frente a estos impulsos de mejora, nos preguntemos qué es lo que tenemos que hacer para ser beneficiarios de estos regalos y es allí cuando iniciamos con las primeras resistencias para recibir. Es como si alguien nos dijera que somos los herederos de un patrimonio y nosotros comencemos a preguntar: ¿Qué mérito tengo que alcanzar para que ese bien pase a ser parte de mi propiedad?

¿Qué crees que tengas que hacer para recibir una herencia?...solo aceptarla y agradecer.

Sigue leyendo

Que sucede con tu Energía cuando estas Ansioso por Un Resultado

cupido

Curiosamente, la vida no nos premia con el resultado que buscamos cuando nos sentimos ansiosos por conseguirlo. Nos premia con la materialización de algo cuando nos sentimos con una expectativa juguetona, sintonizados con lo que realmente somos, estando alegres, satisfechos y agradecidos por ello.

Esto parece muy curioso, quizás hasta extraño y poco comprensible, pero si lo miramos con mayor profundidad, podemos observar que tiene una lógica bastante entendible, que demasiadas veces pasamos por alto.

Nuestro ser interno siempre nos habla de algo que puede ser mejor en nuestra vida y es natural sentir ese impulso de querer alcanzarlo. Es necesario escuchar esa voz para saber hacia dónde nos dirigimos. O sea, saber aquello que deseamos alcanzar. Una vez que hemos aceptado movernos en esa dirección, el siguiente paso consiste en comenzar a sentir lo que significaría encontrarse allá ahora mismo. Después de esa alineación se encontrará la ruta fisca (la acción) para llegar al resultado materializado.


En cuanto llegamos a este mundo aprendemos que tenemos que actuar para llegar al lugar a donde queremos ir y nos saltamos la etapa de alineación con aquel objetivo. Tenemos la tendencia a actuar, caminar o correr hacia nuestro objetivo, sin considerar lo que estamos sintiendo mientras estamos en el viaje. No nos hemos dado cuenta de que el sentimiento que llevamos en el intertanto, nos aporta la energía necesaria para asegurar la llegada o para alejarnos de la ruta. No es lo mismo un viaje placentero y confiado, que un viaje ansioso y colmado de estrés por llegar a satisfacer nuestro cometido, lo que nos puede confundir y muchas veces extraviar del destino.

El estrés, la angustia y las ansias por llegar a satisfacer nuestra necesidad terminan por entrometerse negativamente mientras vamos de camino hacia donde hemos decidido ir. Lejos de apoyarnos, estas emociones nos desgastan y nos envuelven en su manto, convirtiendo nuestro viaje en algo que nos desagrada. Esto nos sucede porque olvidamos que la meta está asegurada, porque no recordamos que aquello hermoso que deseamos alcanzar necesita una vibración a su equivalente de parte de nosotros. Todo se trata de alcanzar la vibración de lo que deseamos alcanzar.

Mientras sigamos programados con la idea de que tenemos que conseguir algo allá a fuera para aplacar la angustia y/o ansiedad que estamos sintiendo en el camino, nuestros resultados no serán satisfactorios. Esto es así porque esta premisa de que “necesitamos algo externo para completarnos” es falsa. Antes de atraer aquello, necesitamos reconocer que estamos completos para obtener ese bien.

Todo impulso o deseo de conseguir algún objetivo en particular tiene más relación con el hecho de evocar aquel sentimiento que ese algo puede darnos. Si pudiéramos sentarnos, serenos y confiados a despertar aquel sentimiento de satisfacción, llegaríamos más pronto a donde deseamos, porque esa misma energía liberada ayudaría a que la ruta se haga más fácil y más corta. Si conseguimos sentir ese sentimiento, la tarea estará completada y se desplegará frente a nuestros ojos aquello que estábamos extrañando ver. O sea, se trata de encontrar esa sensación dentro de nosotros en vez de desear alcanzar algo que está a fuera para saciar lo que sentimos que nos falta.  

Recuerdo el caso de una mujer que se sentía muy estresada en su trabajo porque el ambiente laboral no le parecía óptimo para su trabajo y el de sus colegas. Al mirar el escenario, comprendió que no podía cambiar a los otros por medio del enfrentamiento, que solo tenía la posibilidad de aceparlos tal como eran y comprender que los demás eran inconscientes de lo que ella tenía consciencia. Este entendimiento le permitió relajar su sistema nervioso y alcanzar una mirada más amplia de todo lo que sucedía. Al poco tiempo me escribió para contarme que había creado un comité de mejora de su ambiente laboral, el cual estaba siendo apoyado por su jefatura. Me invitó a participar en una actividad que ella organizó con ese objetivo y realmente se sentía maravillosamente bien al convertirse en la semilla de cambio, no solo en su equipo, sino en la organización.

La vida nos permite alcanzar una virtud o un bien material solo después de haber sentido la dicha de poseerlo. Y esto es así porque la dicha de “ser eso” que anhelamos, es nuestra verdadera identidad. Si deseas ser un exitoso orador, llegarás a allí después de que todo tu ser haya evocado la dicha de ser un éxito orador. Si te sientes frustrado y ansioso por alcanzar ese éxito, será más difícil que lo logres porque tu baja vibración no te permite saborear la agradable expectativa de serlo. De esta manera te impides a ti mismo el sentimiento y la dicha de ser ese exitoso orador.

Es como si la vida nos invitara a ir hacia atrás. Es como si en el pasado hubieras sido un éxito orador y extrañaras volver a serlo.  Podríamos decir que no te vas a convertir en un orador en el futuro, sino, que tienes que volver a recordar el pasado cuando ya lo eras. Si consigues el recuerdo, lo habrás logrado y alcanzado en tu realidad física.

Curiosamente, la vida no nos premia con el resultado que buscamos cuando nos sentimos ansiosos por conseguirlo. Nos premia con la materialización de algo cuando nos sentimos gratos, satisfechos y plenos  al recordar lo que sentíamos cuando eso era nuestro. Quizás por eso lo extraños, porque era nuestro y lo hemos perdido de vista.

Debe ser por eso que la ley de atracción señala que es necesario sentir como que ya es tuyo aquello que anhelas. Todo se trata de recordar que antes de llegar a este mundo todo el poder y la magia nos pertenecían. Al parecer todo se trata de recordar aquello magnifico que era nuestro antes de llegar aquí y obtendrás en tu vida todo aquello que seas capaz de recordar que era tuyo.

¿Recuerdas que eras feliz disfrutando de la paz, la libertad, la armonía, la buena voluntad, lo constructivo y la abundancia de muchas cosas buenas alineadas al amor universal?

A recordar se ha dicho !!!!

Aprende a Soltar Los Patrones Mentales que te impiden ser Libre

Cuando somos pequeños disfrutamos descubriendo el mundo en las cosas simples. Cuando somos adultos nos ponemos más graves y lo que podría ser una entretenida aventura, puede tomar ribetes de drama.  Cuando somos más sabios volvemos a disfrutar de todo porque descubrimos que los conflictos no existen más que en nuestra mente programada.

niñoscanicas

Un conflicto es creado por nuestra mente programada, por una interpretación errónea de la verdad, por un recuerdo de algo que aprendimos o experimentamos en el pasado. El camino más corto para evitar sentirnos atrapados en un conflicto seria no hacer caso a lo que dice nuestra mente. No obstante, aún estamos en el camino para llegar a ese grado de liberación.

Sigue leyendo

Como aceptar los regalos de la vida, termina con el karma

karma

En cada momento del día y aparentemente de manera inesperada, llegan ideas geniales a nuestra mente que nos gustaría concretar en nuestra existencia. En cualquier instante puedes verte gratamente sorprendido por una imagen mental que podría mejorar tu estilo de vida, que podría aportarte más ganas de vivir, que podría otorgarte una gran satisfacción al materializarla en tu realidad. No obstante, y aunque parezca mentira, estas ideas geniales no siempre son muy bien recibidas.

La vida siempre nos está regalando  momentos que pueden ayudar a expandir la consciencia de nosotros mismos, de nuestras capacidades y de nuestros talentos. Es como si siempre nos estuviera invitando a crecer, a ser más más amorosos, más amplios, más expresivos,  más curiosos, más aventureros y más juguetones. La vida siempre nos sorprende con ideas geniales que llegan a nuestra mente y a nuestro corazón para invitarnos a entrar a un nuevo estado, uno más elevado que el anterior.

Sigue leyendo

Como saber si Tu Alma va de Regreso a Casa

CFjV4F2UkAI5GKH

Cuando inicias el camino de regreso a casa, comienzas a darte cuenta de que no eres solo un cuerpo físico y reconoces que existe algo mucho más grande y profundo dentro de ti. Comienzas a darte cuenta de que eres el que habita ese cuerpo físico, que eres el que lo anima. Adviertes que si “ese algo” no habitara tu cuerpo, éste se desplomaría, caería al suelo inanimado y sin vida. Tomas conciencia de que tu verdadero hogar no está allí en ese cuerpo, que lo habitas solo por una cierta cantidad de años y luego lo abandonas. Existe algo dentro de ti que puede comprender esto. Llega un momento en que lo ves muy claramente y es cuando comienzas tu regreso a casa.

Te percatas de que tu cuerpo físico tiene energía y vitalidad porque tú eres quien se la entrega. Su estado de salud dependerá del estado de alineación que tengas con ese verdadero ser que eres. Mientras más alineado te encuentres respecto a tu verdadera esencia, mas vitalidad tendrá tu cuerpo físico. Notas que toda enfermedad es un alejamiento de la coherencia interna entre lo que piensas que eres y lo que realmente eres.

Sigue leyendo

No tenemos mas alternativa que ser felices

Hoy-elijo-que-el-resto-de-mi-vida-sea-lo-mejor-de-mi-vida-976x612

Somos seres espirituales viviendo en un cuerpo físico y esto quiere decir que procediendo de un nivel más elevado y más sutil, hemos bajado a un plano más bajo y más denso como es la materia. Debido a que nuestro paso por esta tierra es transitorio, tarde o temprano tendremos que volver  a esos planos más elevados.

Estando aquí abajo, parece que estamos evolucionando, pero en realidad solo podemos recordar. Lo que llamamos crecimiento o transformación es solo un proceso de  recordar quienes somos. Por eso decimos que todo ya está en nuestro interior. No hay nada que aprender o desarrollar. No hay nada que tengamos que incorporar o perfeccionar en nosotros. Solo se trata de recordar.

Sigue leyendo

Como crear lo que quieres y no morir en el intento

crea-lo-que-quieres-sin-morir-en-el-intento

Uno de los mayores problemas que enfrentamos como seres humanos es la dificultad que tenemos para comprender cómo es que creamos nuestra realidad. La mayoría de las personas piensa que las cosas les suceden por buena o mala suerte, pero si tú eres de aquellas personas que se ha podido dar cuenta de que eres el creador de tu realidad, sabrás que eres tú mismo el que ha creado tus estancamientos, tus dificultades y también tus aciertos.

En el camino de tomar conciencia de nuestro poder creativo, no basta con saber que somos los creadores, es necesario darse cuenta de cómo es que estamos creando nuestra realidad momento a momento. Existen pequeños pero significativos detalles que hacen la diferencia entre crear una realidad amorosa y una realidad adversa para nosotros.

Sigue leyendo

Tu Problema no es el Problema

Todos vivimos momentos en que no sabemos cómo resolver algo. Estos se producen cuando no tenemos la comprensión ni la claridad para solucionar esas situaciones y es cuando expresamos que estamos frente a un problema. Llamamos problema a esa situación que nos sorprende, sin sentirnos preparados para encararla. Y he aquí el verdadero problema.

tu-problema-no-es-tu-problema

Si nos encontramos frente al mismo problema por un periodo prolongado,  es porque hemos pasado mucho tiempo dedicados a recrear la lamentación de encontrarnos en medio de esa  situación que no deseamos y hemos pasado menos tiempo entretenidos en el encuentro de la solución.

Cuando nos centramos en encontrar las soluciones, nuestra mente subconsciente se las arregla para traer un feliz desenlace a nuestra realidad y la velocidad de resolución dependerá de la fuerza de nuestra energía, fe y certeza de que esa problemática tiene solución.

Esto puede hacer una gran diferencia en nuestra vida. Si solucionamos un evento no deseado en poco tiempo le llamamos desafío y por lo general lo vivimos bastante liviano y hasta entretenido. Pero si ese evento no deseado se sostiene en el tiempo mas allá de lo que estimamos necesario, le llamamos problema.

Sigue leyendo

No consigues cambios porque una voz te dice que SI y otra te dice que NO

escucha-tu-interior

Tener deseos de superación y sueños por cumplir es señal de que tu sistema energético se encuentra funcionando de manera normal. Es tan natural el deseo de avanzar, que no tenerlo, es indicio de un importante abatimiento interno.

No obstante, a veces hay aspectos de nuestra vida que perecen estar más cerrados que otros. Por más intentos que hacemos, las cosas siguen igual y a veces parecen ir empeorando. Es allí cuando nos preguntamos qué es lo que estamos haciendo mal o qué es lo que no estamos entendiendo.

Demasiadas veces nos preguntamos qué podemos hacer para solucionar estos problemas, pensando que una determinada acción nos pueda traer la solución. Pero “actuar” es la última parte de la ecuación. Antes de actuar es necesario prestar atención a nuestras voces interiores que están hablando dentro de nosotros. Nuestras voces internas tienen siempre la respuesta que buscamos. 

Sigue leyendo