Archivo de etiquetas| como encontrar soluciones

La paz interior te permite conectar con las soluciones a tus conflictos

Cuando te sientes aprisionado, no hay nada mejor que un momento de sosiego para descubrir por dónde encaminar tus pasos, para descubrir por dónde romper tus círculos viciosos y conectar con aquello que necesitas ver para seguir avanzando hacia tu plenitud.

paz interior

Cuando te sientes dando vueltas en un círculo vicioso del cual quisieras salir sin haberlo conseguido, pese a tu gran deseo de hacerlo, queda de manifiesto que tu mente no cuenta con la información que necesitas para lograrlo o se encuentra colapsada entre ideas en desorden. Entonces, más que nunca, necesitas hacer un espacio para ordenar tu mente o para que llegue una nueva información que te aportará las respuestas que necesitas.  

Las respuestas o el orden que necesitas encontrar, existen más allá de tu mente. Se encuentran en el éter y necesitas sintonizar con ellas a niveles más elevados. Las puedes escuchar dentro de ti, de manera directa por medio de la meditación y la reflexión, pero también las puedes encontrar por inspiración de otras personas. El universo tiene sus formas especiales de hacerte llegar lo que necesitas y para recibirlas necesitas estar atento.

Sigue leyendo

Por que aceptar el presente

aceptar el  momento presente

A todos nos ha sucedido que a veces nos encontramos en un lugar donde ese presente se hace muy difícil de aceptar, incluso, imposible de agradecer. Siempre se presentan situaciones o sentimientos que no deseamos en nuestra realidad. Entonces, comúnmente, optamos por repelerlos o quizás por querer expulsarlos de nuestra vida, intentando alejarnos de allí.

 Tenemos derecho a trasladarnos a un lugar más agradable, pero el motor que nos puede llevar a ese nuevo sitio no procede de negar o repudiar el presente. Ningún motor que utilice el combustible de contrariar nuestra realidad puede ser apropiado para sacarnos de donde nos encontramos. El hecho de renegar del presente es justamente el que nos deja anclados a ese lugar.

Por lo general pensamos que aceptar nuestra realidad es resignarse a lo que estamos experimentando. Pero resignarse es bajar los brazos y darse por vencido, mientras que aceptar es asumir como propio el lugar donde nos encontramos para ver cómo podemos trascenderlo.

Sigue leyendo