Tu Ser Interno ya Sabe Lo Que Quieres y esta Trabajando para Ti

¿Sabes de dónde viene ese impulso de querer mejorar algo en tu vida? Pues, viene desde tu guía interna, desde tu ser más profundo. Cuando tomas consciencia de que algo puede ser mejorado en tu vida, has tomado consciencia del mensaje amoroso de tu guía que quiere regalarte algo mejor, algo más perfeccionado y más alineado al amor. Todo impulso de mejorar es un regalo de tu ser interno para tu bienestar.

felicidad

Es muy común que, frente a estos impulsos de mejora, nos preguntemos qué es lo que tenemos que hacer para ser beneficiarios de estos regalos y es allí cuando iniciamos con las primeras resistencias para recibir. Es como si alguien nos dijera que somos los herederos de un patrimonio y nosotros comencemos a preguntar: ¿Qué mérito tengo que alcanzar para que ese bien pase a ser parte de mi propiedad?

¿Qué crees que tengas que hacer para recibir una herencia?...solo aceptarla y agradecer.

Nuestra personalidad no está abierta en un cien por ciento para recibir los regalos de nuestro ser interno, se hace una y mil preguntas. Quiere saber cómo podría ser merecedora y además, quiere saber cuál es el precio a pagar. Pensamos que nada es gratis, que de alguna u otra forma tenemos que hacer algo al respecto.

Imagina la expresión del rostro de un abogado que tiene ante si un cliente que le pregunta y pregunta qué es lo que tiene que hacer para recibir su herencia, postergando el momento de la firma de aceptación.

La educación que hemos recibido nos ha llevado a pensar que nunca estamos listos para ser aquello que ya somos. Siempre hay alguna materia que aún no sabemos, siempre hay alguien  que sabe más que nosotros, siempre estamos parados en un lugar donde no estamos completos, siempre nos falta algo. Pero a niveles espirituales nunca nos falta nada para ser los felices beneficiarios de los regalos que nuestro ser interno quiere obsequiarnos. Lo único que puede no estar listo es la aceptación por parte nuestra.

Concordar con tu guia interna en ciertas ideas de mejoras y al mismo tiempo tener resistencia a recibir esas mejoras de cualquier situación en tu vida es motivo de cansancio por el stress que la división de energia genera. Estar en la postura de tener que hacer algo, quizás algún sacrificio y con lucha permanente, es algo que desgasta tu energía y te mantiene estancando. Mientras que la aceptación te permite fluir y quedar en la dulce expectativa de que algo se acomodará de tal forma que los regalos llagarán a ti solo por gracia.

Tu resistencia a recibir puede llegar a ser un hábito tan desmedido que lejos de alcanzar tus mejoras te sientas estancado y abrumado con muchas cosas pendientes. Normalmente nos desgastamos analizando lo que puede estar faltando hacer o en corregir algo que estamos haciendo mal, sin darnos cuenta de que antes de la acción es necesario aceptar con alegría todo lo que nuestro Ser Interno desea para nosotros.

Se trata de abrirse a la aceptación, de dejar que las bendiciones lleguen sin hacer demasiadas preguntas. Se trata de darse cuenta de que nuestro Ser Interno está trabajando para nosotros. La aceptación es la puerta que puedes abrir para que entren las bendiciones que has alcanzado a canalizar.

Ayer, conversando con un querido amigo, me contaba que él y su esposa habían decidido cambiar su carro sin dar una fecha determinada. A los pocos días éste se incendió y la pérdida por el daño fue total. Me decía que lo tomó con calma, sabiendo que algo mejor venia en camino. A los pocos días pudo observar con sus ojos físicos cómo ese regalo llegaba a su realidad física. Compró un  hermoso carro a un amigo, quien se lo vendió a muy bajo precio respecto de su valor comercial y pudo regularizar algunas deudas que tenía, dejando todo en orden y a su plena satisfacción.

Una mejora en tu vida puede significar tomar una decisión, comenzar a valorarte más, dejar de permitir algo que ya no te queda muy bien. Pueden ser muchas cosas y en todas las áreas de la vida. Son todos aquellos destellos de luz que puedan ayudarte a ver el mágnifico ser que eres. 

No sabemos los caminos que nuestra guía interna tiene en manos para hacer llegar las mejoras a nuestra existencia. Solo puedes confiar en que tu ser interno ya sabe lo que quieres y está trabajando para ti.  ¿Puedes confiar en que serás capaz de no ofrecer resistencia? Espero que sí.

Comprende que todo lo que se opone a tu bienestar no es real, solo es un juego de tu personalidad. El reconocimiento de esto es lo que te otorga la dicha, no es el bien que deseas alcanzar, sino, la certeza de que todo lo bueno te pertenece y que siempre serás guiado para saber elegir. Lo demás llega por añadidura.

14 pensamientos en “Tu Ser Interno ya Sabe Lo Que Quieres y esta Trabajando para Ti

  1. Patrícia, gracias por tan sabios mensajes que nos ayudan a conectarnos con nuestro Yo, que hoy en día está muy disperso, gracias por conectarnos al presente  y valorarlo tal cual es.   Acepto con todo mi amor lo que estoy viviendo, porque se que viene algo no se lo que es, lo único que estoy confiada y segura que es maravilloso y nos hará vivir más felices que hoy.

    Suelto y Confío!!!

    Gracias, gracias, gracias!!!

  2. Gracias Patricia, totalmente de acuerdo, lo experimente…solo hay q tener fe…confiar que la vida te da todo lo que necesitas…tambien es cierto q a veces no lo creemos y terminamos por no aceptarlo…graciaa una vez mas por recordarnoslo….lluvia de bendiciones.

  3. Exelente articulo, lo recibo agradecido en momentos dificiles por lo q estoy pasando. Dios te bendiga Patricia siempre… desde Venezuela

     

    • Muchas.  muchas gracias…en verdad te agradezco  desde el alma  tooooooooodoooooooo  lo que me  transmites… ! ♡  Con tu ayuda voy tomando cada dia más consciencia de quien verdaderamente soy… 

      Bendiciones! !

  4. Hola paty, muchisimas gracias realmente es como si tu misma estuvieras frente a mi.

    Gracias lo pondre en practica!!

  5. Mil gracias, lo he vivido en carne propia.Mientras más abierta, confiada y tranquila estoy, más  bendiciones llegan a mi vida.

  6. Querida Patricia, tal vez ya estés algo cansada de leer esta frase: "Gracias tu escrito me ha llegado en el momento preciso"….pues bueno, no puedo decirte otra cosa distinta, hoy haz sido tú ese ángel que me da el mensaje más adecuado que haya podido recibir.

    Mil gracias y mil bendiciones para ti, hoy, ahora, y en lo futuro !!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *